lunes, 1 de enero de 2018

2 Seasons, slow fashion, año nuevo

Hola hola! hoy es primero de Enero! y sí estoy escribiendo en mi querido blog! bueno pues aprovecho para desearles feliz inicio de año nuevo y que sus proyectos más amorosos lleguen a buen puerto.
Aprovecho este día en el que la mayoría no hacemos nada(en realidad al ratito me voy al taller) para escribir un poco sobre lo más relevante de mi año textil y dejar algunas fotos de la mini sesión que hicimos ¡por fin! de algunas de las prendas que estaremos trabajando durante la temporada.

Y bueno empiezo contándoles de lo relevante de mi año textil que en Septiembre inicié un curso virtual sobre Introducción a la moda sostenible, aprendí mucho y también me frustre mucho(como siempre me pasa con este tema del Slow Fashion) de saber todo lo que me falta para hacer moda más responsable, pero la instructora del curso me dio ánimos y me hizo ver que vamos por buen camino. Me gusta pensar que voy avanzando un poco en este tema y conociendo mas.

Una de las decisiones que tomé hace algunos años es que solo trabajaría una sola colección al año, nada de andar haciendo dos o tres colecciones al año, me enfoco más por la zona en la que vivo en las prendas ligeras y a lo largo del año voy incluyendo piezas que sigo diseñado y que me parecen interesantes. Solo dejare unas cuantas fotos, las lineas son mas sencillas y limpias, estas fotos son de prendas de lino 100% con impresión de plantas de la zona, me dio mucha emoción hacer esta técnica que apenas voy experimentando y no saben lo bonito que huelen estas prendas.













En otra entrada les mostraré las fotos de las prendas que hice con el algodón reciclado.

Feliz año a todos, me voy al taller a seguir creando...

domingo, 8 de octubre de 2017

Octubre Octubre

Bueno, esta es mi tercer entrada del año, ¡estoy realmente sorprendida! Reconozco que eh perdido la capacidad de tratar de escribir sobre las cosas cotidianas de mi vida, desde que retome esta actividad de escribir por aquí me pongo a pensar sobre qué cosas cotidianas puedo dejar plasmadas en este blog....y el día de hoy recordé algo que siempre quise platicar y se trata precisamente de este mes: Octubre, si si ya sé ya sé, toooodoooo mundo ama Octubre, todo mundo ama el otoño, en facebook hubo una moda de amar Octubre y el otoño, ahora ya no tanto pero sí uno que otro escribe que ama Octubre...y el otoño, pero ya no tanto como antes.

Bueno la cosa es que Octubre es el mes que más me encanta de todo el año y hace algunos años ya lo había escrito en este blog, así que no, no es moda jeje. Me gustaba mucho que entrara el mes de Octubre y empezaba a sentir un cambio en el clima, en el ambiente se sentía un cambio que me encantaba...ahora ya no siento ese cambio porque vivo en la cojhta y todo por acá es calor infernal y humedad, pero Octubre me sigue enamorando.
En Octubre me paso una de las cosas más bonitas de mi vida, mi esposo C y yo nos hicimos novios en el festival más bonito de cultura que había en ese tiempo en la ciudad que más me gusta, el Cervantino en Guanajuato, en Octubre vi la estrella fugaz más larga y más brillante que me a tocado ver en mi vida en compañía de C cuando entonces eramos recién novios enamorados. En Octubre me corte mi pelo de tenerlo casi a la cintura a un corte pixie y en Octubre iniciamos con la marca de ropa siruela, así que este mes cumplimos un año más de mantener a flote un proyecto que ahora es una mini empresa que me llena de amor, satisfacción y también preocupación.
También el Santo patrono del pueblo es San Francisco y su festejo es en el mes de Octubre y lo más relevante del pueblo ocurrió en este mes.

Y bueno que les cuento que lo más emocionante que le pasa a mi hijo en este pequeño pueblo es en Octubre, inician las fiestas patronales, viene el brincolin de dos pisos y los juguetes chinos de dudosa calidad, esto es lo máximo para mi pequeño.

Edito para escribir que me doy cuenta que tengo en este blog una etiqueta de Octubre y veo que tengo 10 entradas anteriores a esta en las que escribo sobre este mes que tanto me encanta...









Fotos tomadas con mi celular *-*
Y yo que quería una pequeña cámara casera con wifi...¿si las hay?

domingo, 24 de septiembre de 2017

Slow Fashion México

Bueno, aprovechando esta racha(en la que si alguien a seguido este blog todos estos largos años -que lo dudo- se puede dar cuenta que en los últimos cuatro años mi record a sido escribir dos o una o ninguna entrada al año jeje)de escribir en este mi abandonado blog y que es domingo y que está lloviendo y que tengo pocas ganas de trabajar en el taller, les quiero platicar de porque me gusta(intentar) trabajar bajo esta filosofía del "Slow Fashion".

Siempre e tenido ante la creación de ropa una postura de buscar otros caminos que no sean los convencionales, con esto como todo no quiero decir que descubrí el hilo negro ni que hago cosas fuera de lo común, así que desde que empecé con el diseño me gusto buscar formas diferentes, desde un inicio me incliné hacia el hecho a mano o dentro del proceso industrial meter detalles. También usaba ropa desechada, me gustaba volver a usar las telas porque ya usada era más interesante para mi la forma en que quedaba, o usaba alguna parte de la prenda para hacer otra o cualquier idea que se me venía en mente, siempre mis producciones han sido pequeñas, en aquel entonces lo eran aún más. La verdad no recuerdo el año exacto en que supe de este movimiento pero puede ser por ahí del 2008, cuando leí sobre esta filosofía me encanto, me sentí muy identificada pero a la vez vi la enorme responsabilidad que había en ser parte de esto y las carencias que yo tenía(y aún tengo)para cumplir con los estándares de poderme autonombra jeje como una marca Slow Fashion, esto me desanimo mucho porque lo veía bastante complicado, así que seguí trabajando, ahora con excedentes textiles pero no eran de la mejor calidad y era mucho trabajo de diseño para unas telas que se iban a terminar rompiendo, también deje de trabajar con la reutilización de prendas porque siento que hay que tener un talento ENORME para poder rehacer prendas que sean hermosas, de buena calidad, con buenos terminados y vendible, aparte que para mi hacer este tipo de trabajo resultaría en una prenda muy costosa, siento que no cualquiera lo hace bien y yo estoy dentro de ese gran grupo que no lo hace bien jejeje.

Y así mi camino, cuando venimos a vivir acá, llegué usando mis excedentes textiles con piezas únicas, esto se me complicó un montón porque no podía producir tantas piezas unicas en tan poco tiempo.

Apenas hace tres años empezamos a trabajar con lino y no por falta de ganas, sino porque no había con quien, ya veníamos trabajando con gasas de algodón y hace un año incorporamos tela de bambú, este año trabajaremos con algodón reciclado. Nuestra intención es trabajar con telas naturales, todas las telas naturales que usamos son nacionales para fomentar la economía de la industria textil mexicana, dos de las fábricas con las que trabajamos cuentan con certificaciones de textiles libres de químicos, así como también nuestro proveedor de hilos. En México no se produce algodón orgánico. Utilizamos rayón chalis y rayón spandex, estas son las únicas telas que no son naturales ni nacionales. Aun cuando sabemos que el algodón, el lino y el bambú con el que trabajamos no son orgánicos ni certificados, preferimos trabajar con telas naturales porque la piel respira, son confortables y al final del ciclo de vida de la prenda esta se degradará con la naturaleza. Tratamos de usar todos los desperdicios haciendo nuevas telas y texturas, lo que sobra se dona o se va a la basura, no hay recicladoras de telas que me haga caso porque no produzco toneladas de desperdicio. Al tener un taller, nosotros estamos 100% involucrados con todo el proceso de hacer las prendas, así que a nuestras trabajadoras se les paga un salario justo y más que trabajadoras son parte de nuestro equipo y apreciamos enormemente su apoyo y amistad.

Me encantaría poder decir que somos una marca que cumple tan siquiera con un 50% para ser Slow Fashion pero no lo somos y pensar en una certificación es inalcanzable. Aún así estamos en el camino de seguir aprendiendo y haciendo pequeños cambios que aportan a  nuestro maravilloso mundo y a nuestra sociedad, desde nuestras limitaciones geográficas, monetarias y de marca estamos tratando de ser parte de un cambio.

 
Así las cosas en este taller, en el rincón del mar Pacífico....
Sigue lloviendo.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Cambios

Bueno por aquí ando, vine porque hace rato estaba buscando algo sobre probióticos y recordé una entrada que hice hace mucho años atrás en este blog(un poco al caso) y me puse a buscarla. Me puse a leer un rato algunas entradas de mi blog y me hizo reír las cosas que deje registradas. Veo cómo las cosas han ido cambiando(es obvio) sigo con mi querido taller muy agradecida con lo que me tocó hacer; nuestras vidas siguen girando en torno a crear ropa pero con unas condiciones totalmente diferentes que en Tepic, tengo dos trabajadoras y una próxima a sumarse al equipo, lo más increíble para mi es que vendo lo que me gusta hacer cosa que en Tepic sucedía muy muy esporádicamente. Ahora las producciones son de telas naturales como algodón, lino, bambú y la nueva adquisición algodón reciclado, ahora tengo que hacer producciones un poco grandes, sentirme responsable de la economía de mis trabajadoras, pensar que telas comprar y que vayan a funcionar, diseñar para que la prenda sea funcional, tenga su toque y sea vendible, así que el nivel de estrés se elevó y la vida de adulto se instaló jeje.
Así algunos cambios que han acontecido, espero que esta no sea la última entrada que haga en este año porque de verdad a veces extraño la espontaneidad con la que escribía por aquí.


Hay aviso de huracán en el Pacífico.
Hoy no hizo tanto calor.

lunes, 19 de octubre de 2015

Octubre, titania, temporada alta

Ya estamos en octubre el mes que mas me gusta de todo el año.
Ahora y a un año de esta sesión les subo algunas fotos de la ropa con la que trabajamos la temporada 2014-2015. Esta serie se llamó Titania, inspirada en una hada de la selva.
Las telas en su mayoría fueron de jersey de rayón, una tela complicada de confeccionar y con la cual eh de confesar ya no quiero volver a trabajar. Las faldas son de diversas telas de algodón y un algodón antiguo precioso.












Y ya a finales de este mes tenemos que fotografiar la ropa con la que estaremos trabajando esta temporada 2015-2016.....y espero no tardar un año para subirla al blog jeje.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Lo nuevo

Hola de nuevo, mi ímpetu de cerillo volvió para escribir en este mi blog, había olvidado que bonito era tratar de generar contenido, tomar fotos, seleccionarlas, pensar sobre la siguiente entrada. 

Recuerdo que mi objetivo siempre era tener una cámara fotográfica para poder tomar fotos a todo lo que pensara era bueno para utilizar en mi blog, mi última cámara murió hace 2 años ahogada en el mar :( ahora no tengo cámara(la del cel no cuenta) pero ya tengo planeado compara otra cámara pequeña para llevarla conmigo por todos lados. Espero y deseo volver a escribir sobre las cosas cotidianas de mi vida, sé que no tengo publico pero escribir en este pequeño espacio virtual es en estos momentos que no hay mucho que hacer en el pueblo, divertido y entretenido.

Y bueno mientras tanto quiero compartirles que tengo una cuenta de instagram en donde pueden ver las fotos de los procesos de trabajo en el taller:


Flickr ya casi no lo utilizo, pues con instagram es mas fácil y rápido aunque la calidad es mil veces mejor en Flickr.

En mi próxima entrada subiré las fotos de la ropa que se hizo en la temporada pasada. Ahora mismo estamos trabajando en los diseños nuevos de la temporada alta que ya inicia en noviembre.


¡Nos leemos pronto!

domingo, 13 de septiembre de 2015

Vivir en la playa

Mas de un año sin escribir algo, regrese a curiosear un rato y ver como ha pasado el tiempo. Seguimos por acá en el mar pacifico, en el pueblo pesquero que esta en la selva, soportando el calor del verano que esta casi por terminar, aguantando el final de la temporada baja para iniciar con la locura de la temporada alta.
Durante estos casi 3 años que vivo aquí me doy cuenta de lo que es para mi residir en zona playera, estas han sido mis conclusiones y profundos análisis jeje:
Vivir en la playa no es cosa fácil y menos cuando vives en un pequeño pueblo que esta lejos de muchas cosas, en el mar muchas veces la vida no es mas sabrosa, el romance termina cuando te tienes que enfrentar a la rutina, vivir en el mar y específicamente en un pequeño pueblo turístico todo lo encarece, es impresionante darte cuenta como un pueblo tan pequeño y alejado de todo puede ser tan costoso de vivir. Vivir alejada de todo vuelve mas costosa tu producción, el acceso a cosas tan sencillas como un metro de elástico o un carrete de hilo implica un viaje de mínimo 2 horas, y que decir si la urgencia es urgentísima de necesitar un color de hilo especifico y ni modo vas con la señora de la papelería(que también vende mercería) y compras el carretito de hilo de 100 mts a 15 pesos, cuando en la parasina que esta a 40 minutos de mi poblado cuesta 7 pesos (y mi proveedor de hilos me vende un cono de 5 mil metros a 20 pesos). Vivir en la playa vuelve difícil completar la lista de útiles escolares de mi hijo, así como también cocinar espontáneamente un postre se vuelve casi imposible por falta de ingredientes y que decir del acceso a ropa interior y calcetines...Vivir en la playa es un sueño que mucha gente tiene, es el sueño de los pensionados y de los jóvenes aventureros, vivir en la playa para mi solo debería ser un sueño romántico...


Me voy un rato a la playa, disfruten su domingo!